martes, 23 de septiembre de 2008

Entrevista en Interviú

En el número de esta semana de la revista Interviú, podéis leer una entrevista que me hicieron sobre temas de actualidad. La transcribo a continuación por si es de vuestro interés.

****************

Jesús Membrado, Portavoz del PSOE en la Comisión de Trabajo e inmigración

El Portavoz del PSOE en la Comisión de Trabajo e Inmigración hace un repaso por la situación que vive nuestro país en materia de inmigración: "La voluntad del gobierno es endeudarse para mantener las prestaciones".

Reportaje por: Alberto POZAS
Fotografías por:
22/08/09
—En Europa se puede trabajar 65 horas. ¿Es volver a la esclavitud?
Es volver al siglo XIX, a la etapa de la primera revolución industrial.

—¿Cuántas horas trabajan esos cerebros que han parido la idea?
No sé si trabajan muchas horas, pero son bastante desaprovechadas.

—¿De quién es la culpa de que vayamos hacia atrás?
Hay muchos elementos. Algunos países piensan que la globalización en estos momentos supone competir en base sobre todo a la explotación de los trabajadores. Es una forma de entender el mundo que no coincide con nuestro país.

—¿En España se le puede plantar cara al asunto?
Hemos dado dos pasos muy importantes; el primero, que España se ha opuesto votando en contra y quedándose en minoría, pero pensamos que en el Parlamento Europeo tendremos una mayoría para modificar la directiva. Y el Parlamento español ha rechazado la directiva por unanimidad y dio un mandato al Gobierno para que siga rechazándola. Son dos pasos importantes.

—Al final las empresas de otros países producirán más barato...
Está demostrado que el abaratamiento de la mano de obra es pan para hoy y hambre para mañana. La competitividad se hace por investigación y desarrollo, formación, cualificación, vinculación con la empresa...

—¿Sabemos el por qué de la crisis?
Intuimos que viene seguramente por la situación de grupos financieros descontrolados, con operaciones económicas basadas fundamentalmente en el negocio rápido y en la especulación y por movimientos de capital que se han desarrollado al albur de las políticas neoliberales, que han sido un verdadero fiasco porque han enriquecido a los de siempre, están empobreciendo a una parte importante de la población, están destruyendo buena parte de las clases medias en algunos países y nadie sabe hasta dónde puede llegar.

—¿Es un varapalo para el liberalismo y su santificado mercado?
Así lo deberíamos entender. Aquellos que han practicado el neoliberalismo más desaforado son los que en estos momentos están pidiendo a papá Estado que intervenga. Resulta patético ver a los ‘neocon’ yanquis pedir al Tesoro que intervenga para resolver las crisis financieras.

—¿Y debe acudir papá Estado?
En algunos países hay que resolver cuanto antes el efecto multiplicador de una crisis, porque sería bastante injusto que el problema de una gran empresa en Estados Unidos suponga que lleve paro y pérdida de poder adquisitivo a países europeos que no han tenido denada que ver con los especuladores. Las medidas no son las más justas, pero sí las más recurrentes; no me gustan, pero hay que apechugar con ellas.

—Al final, ¿pagarán los trabajadores los platos rotos?
En España estamos intentando que no sea así. La crisis del 83, con la reconversión industrial, se hizo fundamentalmente a costa de los trabajadores y en contra de los sindicatos; la crisis del 93 la resolvimos de la misma manera: a costa de los trabajadores, con recorte de prestaciones y reforma del mercado laboral, ¿recuerda el contrato basura y la llegada de las ETT?; en la del 2002, el PP introdujo una modificación de la negociación colectiva para cargársela a los trabajadores. Ésta es la primera vez que se está intentando salir de una crisis sin tener enfrente a los sindicatos y a la patronal, buscando fórmulas que no recaigan sobre los trabajadores. Vamos a ver si lo conseguimos.

—¿Pero hay dinero suficiente?
Hay dinero suficiente, nuestro grado de endeudamiento era escaso y pese a que las prestaciones por desempleo hoy son más altas que en las otras crisis, la voluntad del Gobierno es endeudarse lo que sea necesario para mantener las prestaciones sociales.

—¿Le parece excesiva la cifra de extranjeros que cobran el paro?
No, si han cotizado, tienen derecho. Hemos optado por un sistema de integración de los extranjeros por la vía del empleo, y deben tener los mismos derechos y obligaciones.

—¿Hay que cerrar el grifo de las contrataciones en origen?
Se hacen en función de la demanda y hay que pactar el contingente con sindicatos y empresarios. Si ellos creen que hay que reducirlas, me parecerá bien.


2 comentarios:

¡¡ HOLA !! dijo...

Si si, la entrevista muy interesante y muy buena, aunque... jajaja

Anónimo dijo...

Aragón: umillada, sozmesa y contenta.

Dende o domingo 5 de otubre, un granizo siñal d'España de bels 20 metros cuadraus presidirá (y contamos que ta cutio) un d'os puestos más simbolicos de Zaragoza: a Plaza Aragón. Iste sera o terzer siñal d'España en una plaza an que no i hai garra istituzión que siga obligada a tener-ne. Chusto á o canto d'o monumento á o Chustiziazgo y á o Chustizia d'Aragón más conoxiu y popular, Juan V de Lanuza, el Mozo, feito per Francisco Vidal ta zaguerías d'o sieglo XIX.
Juan V de Lanuza, con todas as suyas birtuz y os suyos defeutos (que prou que'ntendría arrienda) forma parte de l'imachinario coleutibo aragonés. De feito, iste monumento, que leba en a Plaza Aragón 104 años, ba estar construyiu grazias a la colaborazión d'o Conzello de Zaragoza (o mesmo Conzello que agora s'entusiasma con as cuarteladas españolas), a Diputazión Probinzial y a suscripzión popular de particulars.
Dende agora ista memoria coleutiba será cusirada per un granizo siñal d'España (o mesmo que restituyó un tal Francisco Franco en 1936, modificando as colors d'o siñal d'a II Republica española). Una buena alegoría de como se quiere á o nuestro país, Aragón: umillada, sozmesa y, en pagas, contenta.

ESBOLDREGUEMOS OS SIÑALS D'A ISPANIDÁ!!



Aragón: humillado, sometido y contento.

Desde el domingo 5 de octubre, una gran bandera de unos 20 metros cuadrados presidirá (imaginamos que para siempre) uno de los sitios más simbólicos de Zaragoza: la Plaza Aragón. Esta será la tercera gran bandera en una plaza donde no hay ninguna institución obligada a tenerla. Justo al lado del monumento al Justiciazgo y a el Justicia de Aragón más conocido y popular, Juan V de Lanuza, el Mozo, hecho por Francisco Vidal a finales del siglo XIX.
Juan V de Lanuza, con todas sus virtudes y defectos (que por supuesto tenía a montones) forma parte del imaginario colectivo aragonés.
De hecho, este monumento, que lleva en la Plaza Aragón 104 años, fue construido gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza (el mismo Ayuntamiento que ahora se entusiasma con las cuarteladas españolas), la Diputación Provincial y la suscripción popular de particulares.
Desde ahora, esta memoria colectiva será vigilada por una grande bandera de España (la misma que restituyó un tal Francisco Franco en 1936, modificando los colores de la bandera de la II República española). Una buena alegoría de como se quiere a nuestro país, Aragón: humillado, sometido y contento.

DERUMBEMOS LAS BANDERAS DE LA HISPANIDAD!!

http://www.eljusticiadearagon.com/centenario/centenario.html