miércoles, 20 de febrero de 2008

DELICIAS


Si el lunes me sirvió para conocer de cerca la fundación ASPACE, hoy martes me he acercado, de nuevo, por el populoso barrio de las Delicias. Y digo populoso, porque como todos sabemos ha sido, durante muchos años, el barrio con más población de Zaragoza, y también, como no, uno de los más dinámicos.

Es curioso constatar que a pesar de que parecía un barrio con peligro de comenzar una crisis, (envejecimiento de su población, perdida de la misma…) ahora parece que está experimentando una segunda juventud, sobre todo gracias a la llegada de la inmigración. Da gusto pasear por la calle Delicias y observar la riqueza multicultural de este barrio, tanto en sus gentes como en sus comercios.

Pero no por seguir siendo un barrio bullicioso, deja de tener unas necesidades propias de su “antigüedad”. Las personas envejecemos, pero las casas, las infraestructuras, también. Estas además, se quedan obsoletas justo cuando más falta hace, cuando se llega a lo que llamamos tercera edad. Edificios sin ascensor, comercios con accesos complicados…Por todo esto se hace necesaria una redefinición de la Ley de Edificabilidad, así como también se hace necesario dotar de los recursos suficientes al Distrito de Delicias para lograr que se readapten todas aquellas viviendas que impiden la accesibilidad y comodidad de las personas mayores del barrio, porque ellas son la que han hecho de las Delicias lo que es: uno de los mejores barrios de Zaragoza

No hay comentarios: