miércoles, 30 de abril de 2008

A BUENAS HORAS MANGAS VERDES

Parece que garantizar agua de boca para Barcelona y su área metropolitana no es del gusto de Luisa Fernanda Rudi, o al menos le plantea dudas. Ayer, en la votación del Real Decreto Ley de medidas excepcionales para garantizar el abastecimiento de poblaciones afectadas por la sequía en la provincia de Barcelona, la flamante diputada Rudi se abstuvo, a pesar de la posición favorable de su grupo.

Resulta curiosa esta postura, sobre todo si tenemos en cuenta que este decreto supone transferir no más de 50 hectómetros cúbicos, si recordamos que cuando era Presidenta del Congreso votó sin rubor a favor de un trasvase del Ebro de 1050hm3 para Alicante, Murcia y Almería. ¿Entonces sí y ahora no? ¿Oportunismo político? ¿Miedo escénico? ¿Qué le pasa a nuestra flamante diputada?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Perdone usted, bajo mi punto de vista su partido ha estado en contra de mover el agua del Ebro a toda costa durante los últimos años. Ahora, tras ganar las elecciones (y no antes) y a las primeras de cambio lo primero que hacen es moverla. Nótese que no estoy utilizando el término transvase.

Supongo que más allá de la solidaridad se encuentran otras razones. Evidentemente, usted no estará de acuerdo con mi opinión. Estoy muy decepcionado con todo esto, he sido votante del PSOE, pero como aragonés y como medida de protesta solo me queda esperar a la próxima cita electoral. Me siento engañado. Ojalá mi opinión sea la mayoritaria en nuestra región.

Anónimo dijo...

Ah, por cierto, quizá debería borrar el post del martes 26 de febrero y los que recojan la misma postura. Bajo mi punto de vista es totalmente incoherente con la nueva posición de su partido y de usted a cerca de mover el agua del Ebro.

Juan dijo...

Ya me imaginaba que la demagogia del PP tendría algún resultado. He leído el post del del día 26. No creo que tenga ninguna contradiccón el estar en contra de la cultura del macrotrasvase con estar a favor de enviar agua por un caso de urgencia para que beban agua en Barcelona.
Por otro lado a mi me no me sorprende la postura de Rudi: agua para todos menos para los catalanes, que no me votan.